miércoles, 30 de marzo de 2022

KYUDO SCIENTIFIC RESEARCH NOTE, SUSUMU YAMADA

 





El libro está escrito por el físico, doctor en medicina y kyudoka Susumu Yamada. Gracias a sus conocimientos, el autor ofrece una visión integradora de la física y la biomecánica corporal del kyudoka que respeta los principios tradicionales del kyudo.


El libro da respuesta a 52 preguntas sobre el kyudo y está ilustrado con numerosos gráficos y fotos originales. Recientemente Yamada ha editado un suplemento que responde a la pregunta: What are scientific and rational Tenouchi and Hanare?






Este no es un libro recomendado para aquéllos que se estén iniciando en el kyudo ni para los que no poseen conocimientos de física.








Libro autoeditado.

E-mail del autor-editor: prtsy@jcom.home.ne.jp 











































viernes, 25 de marzo de 2022

FORMACION CONTINUA DE KYUDO

 


CURSO 2021-2022

SEMINARIO DE PRIMAVERA (30 de abril y 1 de mayo)

Dirigido a arqueros y arqueras con experiencia en kyudo

Impartido por la Sensei Belén Pérez




Organizado por: CLUB TIR ARC DESPI  y ZEN KYUDO CLUB BARCELONA














miércoles, 9 de febrero de 2022

KYUDO. EL ARTE DEL DESPERTAR. MICHEL COQUET



El arco ha acompañado al hombre a lo largo de su larga historia, más que ninguna otra arma. Compañero de supervivencia en la caza y en la guerra, fue sacralizado en India y en China. En Japón, se convirtió a la vez en instrumento de educación a través de la ética del Shinto y un objeto de transcendencia e iluminación (Satori) por su íntima asociación con los preceptos del budismo Zen. Después del siglo XVI, la técnica del tiro con arco de guerra (Kyujutsu) se trasformó progresivamente en un arte sagrado de realización espiritual (Kyu-do). Varios maestros participaron en esta evolución y en particular el último de ellos: el maestro Anzawa Heijiro, creador del Shado o el Gran tiro interior. Desde entonces, el arco se ha convertido en una ascesis y una filosofía, la diana ya no se encuentra fuera de nosotros sino en nuestro propio corazón. Uniendo la belleza del gesto, la concentración mental, la ausencia de ego y el espíritu de veracidad, el Kyu-do se ha convertido en un arte de despertar y armonía. Esta obra nos ayuda a trascender el estatus de arma de guerra del arco a la de objeto de realización gracias a la unión de la ética Shinto con la filosofía del budismo Zen. Así, el tiro con arco Kyu-do, se convierte en un arte, en una vía espiritual del despertar y de control de uno mismo.








 

sábado, 22 de enero de 2022

KAKEBUKURO (BOSSA DEL GUANT DE KYUDO)

 

Deixeu-me que us ensenyi el kakebukuro que m'ha fet la Tanja (ArionStraps.com), seguint alguns preceptes de la filosofia budista com que "la pau ve de l'interior, no la busquis fora de tu" o també ”la bellesa rau a l'interior". Espero que us agradi.

miércoles, 8 de diciembre de 2021

KOKORO NO YOI. (PREPARANDO TU MENTE). SAITO CHOBO




El siguiente ensayo,  Kokoro No Yoi  (Preparando tu mente) forma parte de la sección introductoria del tratado sobre el Ogasawara Ryu en el segundo volumen de  Gendai Kyudo Koza  (Lectures On Modern Kyudo), una serie de siete libros sobre diversos aspectos. de kyudo. Fue escrito por Saito Chobo, un consumado estilista de Ogasawara Ryu y respetado historiador de kyudo que se entrenó con Ogasawara Kiyoaki Sensei, el 29 ° director de Ogasawara Ryu, y que alcanzó el nivel de hitoharikyu menkyo. Este ensayo fue escrito en 1968, dos años antes de la muerte de Saito Sensei en 1970 a la edad de 69 años.

Este breve ensayo se destaca por su economía de estilo, su claridad y su sencillez. Creo que es convincente por dos razones principales: toca algunos aspectos muy fundamentales del espíritu de kyudo que, en mi opinión, son de tal importancia que una verdadera apreciación de kyudo es imposible sin ellos; y lo hace de una manera notablemente franca y sin pretensiones. Viene directo al grano y no tiene pelos en la lengua. En él, el verdadero espíritu de kyudo se explica con una hermosa sencillez y una visión tan aguda como la punta de una flecha más aguda.

Es interesante notar que a lo largo de este ensayo, Saito Sensei se refiere consistentemente al tiro con arco como kyujutsu; de hecho, la palabra kyudo aparece solo una vez, y también se refiere a menudo al tiro con arco en general simplemente como yumi. Esto es totalmente coherente con el uso estándar japonés. Si bien el término kyujutsu casi nunca se usa más, se usaba con bastante frecuencia para referirse al tiro con arco en un pasado no muy lejano. El uso del término por parte de Saito Sensei también es significativo en el sentido de que fue un practicante muy exitoso de la tradición de tiro con arco más antigua existente en Japón; sus puntos de vista, por lo tanto, están claramente basados ​​en la tradición y de ninguna manera son fuera de lo común. En efecto,

Earl Hartman

KOKORO NO YOI
(PREPARANDO TU MENTE)

por Saito Chobo
Preparando tu mente es importante. Al final, habrá una gran diferencia dependiendo de si comienzas a practicar por capricho o después de haber tomado una firme resolución. Por supuesto, debe tener en cuenta los siguientes puntos.

Elija el maestro adecuado

Si bien hay varias formas de considerar la elección de un maestro, como si es bueno o malo enseñando o si trata bien o mal a la gente, primero debes elegir un maestro que posea el shajutsu (técnica de tiro) adecuado. ) y un espíritu correcto. Si te equivocas en esta elección, el resultado de tus largos años de esfuerzo será que, al final, terminarás tus días como un arquero básico y vulgar.

Levanta tu arco con espíritu obediente

Mientras estés recibiendo instrucción, debes dejar atrás tu ego y dejar todo a tu maestro. Si simplemente no puedes seguir a tu maestro, debes despedirte respetuosamente de él.

No copie a otras personas

La enseñanza de kyujutsu cambia según los atributos físicos y mentales del estudiante. Corregir tus disparos en función de lo que ves en los disparos de otra persona es algo que solo se obtiene después de haber avanzado mucho. Copiar a otras personas destruirá el orden del aprendizaje y es la causa del fracaso. El entrenamiento adecuado es un proceso lento. El tipo de tiro con arco que se aprende copiando lo que ves en un campo de tiro con arco local es, después de todo, dicho y hecho, nada más que eso.

Cuida todas y cada una de las tomas

Hay una vieja enseñanza que dice "Cien manos, una mano; una mano, cien manos". (Una mano significa un par de dos flechas). Significa que doscientos tiros hechos descuidadamente son inferiores a dos tiros hechos con cuidado, y dos tiros hechos con cuidado son superiores a doscientos tiros hechos descuidadamente.

Entre los que practican, hay quienes quieren disparar con desparpajo muchas flechas y quienes son perezosos y quieren disparar lo menos posible. Ninguno de estos es bueno; la mejor manera es disparar con cuidado y diligencia tantas flechas como sea posible. Mi maestro me dijo que "el que dispara cien flechas al día no irá ni hacia adelante ni hacia atrás". Si quieres ser hábil, debes disparar más de cien flechas todos los días, día tras día.

Si lo hace de manera descuidada, es dañino y sin provecho; debes empujar y disparar cada disparo con firme determinación. No debes cometer el error de pensar que disparar con cuidado significa experimentar al azar. Disparar es una habilidad práctica. "El conocimiento sigue a la acción", así debería ser el kyujutsu. Debe practicar una y otra vez tal como se le ha enseñado. En este proceso, comprenderá un cierto secreto, truco o habilidad (kotsu). Entonces tu maestro te corregirá y te explicará este secreto. Así es como se debe aprender el kyujutsu. El mundo de hoy se ha convertido en un lugar agitado, así que supongo que es inevitable que la gente busque la explicación de algo primero y luego intente dominarlo más tarde; pero las mayores molestias son aquellas personas cuyo conocimiento precede a la acción,

No se le hinche la cabeza

Entre todas las diferentes artes marciales, no hay arte en el que sea tan fácil tener la cabeza hinchada como el kyujutsu. Si tomas dos flechas, te enfrentas al objetivo y lo alcanzas con ambas, en lo que respecta a golpear, esto es lo mismo para todos, sin importar cuán hábil sea el arquero.

Siempre hay personas que, después de practicar yumi durante un año o dos, piensan: "Mi maestro disparó cien flechas y solo acertó setenta, pero yo disparé cien flechas y acerté ochenta. He superado a mi maestro" o algo así. Una persona fuerte pronto podrá disparar un arco más fuerte que su maestro. Si su arco es más fuerte que el de su maestro y da en el blanco con más frecuencia, comenzará a volverse tremendamente arrogante. Empezará a decir que "no hay nadie en este dojo que pueda enseñarme nada". Por supuesto, en este nivel, este es un período de tiempo en el que no se da cuenta de sus propias debilidades porque su práctica es superficial e inmadura; más tarde pasará por esta crisis y llegará a un estado en el que finalmente podrá ser claramente consciente de su propia pobreza. Para algunas personas, esto puede llevar diez o quince años; luego están aquellos que nunca pueden llegar al estado en el que pueden verse a sí mismos con claridad. Los que padecen esto son verdaderamente dignos de lástima; cuando todo está dicho y hecho, han gastado tiempo y dinero practicando yumi por orgullo, para ser vistos por otras personas, o para ganarse los cumplidos de la multitud ignorante, que no valen ni un centavo.

Si, con un espíritu que reconoce que el Camino es interminable, sigues y sigues y alcanzas un estado en el que puedes verte a ti mismo, te asombrarás de lo miserable que eres, lleno de defectos y serás movido para corregir estos defectos, sin descuidar ni siquiera el más pequeño. Es en este momento que finalmente nacerá la confianza que proviene de enfrentarse a su verdadero yo. Incluso si las personas engreídas pueden disparar frente a sus jóvenes con una arrogancia audaz, una vez que se enfrentan a alguien con quien no tienen ninguna posibilidad de estar a la altura, comienzan a temblar en sus botas, una visión lamentable.

Para una persona que se conoce a sí misma y tiene verdadera confianza, las personas que están mirando no tienen nada que ver con él. Incluso si nadie está mirando, dispara con todas sus fuerzas; y no importa cuánta gente esté mirando, no puede disparar mejor de lo que siempre lo hace. Simplemente muestra su yo real y natural. No busca elogios y no se inmuta si es menospreciado. Creo que esta es una buena lección que el kyujutsu puede enseñar. El Camino es interminable. Espero sinceramente que usted, el lector, siga adelante con un espíritu humilde.

No pierdas interés

Pase lo que pase, está prohibido perder el interés por la formación. Hay muchas formas que esto toma: algunos pierden interés rápidamente, algunos después de haber entrenado por un tiempo y algunos después de haber progresado a un nivel bastante alto; pero todos estos son inaceptables. Con una actitud en la que tal vez pueda lograr una pequeña medida de habilidad después de practicar durante diez años, debe practicar incansablemente con un estado de ánimo paciente.

Practica sin tregua

Debes practicar todos los días, aunque sea solo durante 30 minutos o una hora. No es bueno practicar todo el domingo y luego no disparar durante la semana. Si simplemente no puedes llegar al dojo, debes practicar incluso si solo haces subiki (sacar el arco sin disparar una flecha). Otra buena forma es montar un makiwara en casa y practicar todos los días. La práctica de Makiwara puede ser monótona, por lo que hay quienes no les gusta, pero es algo útil. Si disparas al objetivo cuando eres un principiante puedes arruinar tu forma sin darte cuenta, pero el makiwara no tiene ese inconveniente. La gente es propensa a querer disparar mientras juega con sus amigos, pero en una situación como esta, no solo por supuesto no progresarás, los que no desarrollarán malos hábitos son pocos. Para aquellos que encuentran aburrido el maikwara,

Haga del objetivo su único objetivo

Entre los que practican kyudo, hay quienes dicen que en yumi no es necesario dar en el blanco, o que lo único que se necesita es que tu forma sea buena; incluso hay quienes dicen que la forma no importa, que el espíritu es lo más importante. Por supuesto, aquellos que tienen un espíritu retorcido son un dolor de cabeza sin importar lo que hagan; y practicar yumi con mala forma no es bueno. Sin embargo, tener buena forma (técnica de tiro) y no dar en el blanco va en contra de la naturaleza. No se deje engañar por tonterías. Si su forma de disparar es buena, seguramente seguirá la precisión. Quiero que no olvides que perder el objetivo significa que algo anda mal.

Si practica yumi con diligencia, obtendrá algún tipo de beneficio espiritual. Sin embargo, el kyujutsu es por naturaleza una actividad física, por lo que si desea participar en un entrenamiento espiritual, obtendrá resultados más rápidos si hace algo como zazen en lugar de tiro con arco.

Una vez me dijo Kiyoaki Sensei (Ogasawara Kiyoaki, el 29º director del Ogasawara Ryu) que "cuanto más una persona dispara un arco, peor se vuelve una persona". Probablemente haya muchas personas a las que les resulte extraña esta afirmación, pero en cierto sentido es definitivamente cierta. Quiero que aquellos que están comenzando con Yumi presten atención a este punto. A esto es a lo que me refiero cuando digo "haz del objetivo tu único objetivo". No importa cuántos años haya estado disparando una persona, si apunta solo al objetivo, no hay posibilidad de que se vuelva corrupto.

Sin embargo, cuando una persona aprende yumi, al principio practicará con total devoción para dar en el blanco, pero en poco tiempo, si comienza a dar en el blanco, irá a los torneos con la esperanza de ganar premios. Después de progresar un poco más, apuntará a un rango y luego a una licencia de enseñanza. Finalmente, buscará un puesto en la comunidad de tiro con arco, incluso si tiene que empujar a otras personas para conseguirlo. En este proceso, son pocas las personas que pueden evitar volverse corruptas.

Quiero que aquellos de ustedes que van a comenzar a practicar yumi eviten decididamente ser engañados por este engaño. Por no hablar de cosas como premios de torneos, obtener un rango o una licencia de enseñanza no convertirá a una persona que tiene malas oportunidades en una buena. Más aún, quiero que comprendan profundamente que los puestos de honor no son más que problemas y no tienen nada que ver con el entrenamiento en el Camino.





 

lunes, 8 de noviembre de 2021

FORMACION CONTINUA EN KYUDO

 

    Los días 30 y 31 de octubre de 2021 el Club Tir amb Arc Despí y el Zen Kyudo Club Barcelona organizaron  en los locales del Club Tir amb Arc Despí el primer curso del Programa de Formación Continua de Kyudo 2021-22. Este curso ha estado abierto a todos los kyudocas catalanes federados que quisieran perfeccionar su técnica. En próximas ediciones esperamos contar con la presencia de kyudokas federados de otras regiones españolas.

    El curso estuvo dirigido por la Sensei Belén Pérez y contó con la participación de kyudokas de los clubes organizadores. El próximo curso, también bajo la dirección de Belén Pérez,  está previsto celebrarse en la primavera de 2022.






















martes, 6 de julio de 2021

GOMOYUMI (ARCO DE KYUDO DE GOMA)






Los que se inician en el kyudo empiezan practicando con un gomuyumi (arco de goma). Con el gomoyumi aprenden a sincronizar los ocho movimientos del hassetsu con la respiración abdominal (centrada en el hara). 



La presión abdominal aumenta al final del hassetsu


El siguiente paso en su aprendizaje es aprender el hassetsu con guante y yumi pero sin flecha. Posteriormente pasan a practicar con guante y flecha frente a una makiwara. Solo cuando han mostrado destreza frente a la makiwara pasan a practicar con un mato situado a 28 metros.




También se recomienda utilizar el gomoyumi en el dojo durante los ejercicios de calentamiento y para practicar en el domicilio los días en que no se puede acudir al dojo.


Existen muchos modelos validos de gomoyumi. El mas sencillo es una goma sin ningún otro añadido.