sábado, 25 de febrero de 2017

KYUDO LA POSTURA DEL DESPERTAR (2) SATORI. IKIAI.HISHIRYO. MOSHUTOKU



La  práctica del kyudo es el secreto del kyudo. Hacer Kyudo es difícil. Pero practicando cotidianamente es muy eficaz para la expansión de la conciencia y el desarrollo de la intuición. El kyudo no libera solamente una gran energía, es una postura del despertar.

Durante su práctica no hay que querer alcanzar nada, sea lo que sea (mato, grado, superación, perfeccionamiento).

 
SATORI DESPERTAR, ILUMINACION, CALIGRAFIA DE JOSHU

Kyudo es  solo concentración sobre la postura, la respiración y la actitud del espíritu sin objetivo. En los Principios del Tiro se dice que es muy importante la postura corporal y ejercitar todas las posiciones del Hassetsu bajo el criterio de las cinco cruces: tanto en Tateyoko Jûmonji  como en  Gojû Jûmmonji. Que es muy importante mantener de manera natural la forma del cuerpo. Este cuerpo natural no es la forma que se cultiva con los malos hábitos, ni es una postura extraña desarrollada mediante una práctica equivocada, sino que es el que se revela en la estructura ósea humana correctamente formada. Este cuerpo consiste en pies, piernas, caderas, columna, cuello, vértebras, hombros, brazos, codos, manos y dedos , y otras partes más que actúan y se combinan mediante los músculos, los huesos y las articulaciones. Todos los elementos del lado izquierdo y el lado derecho del cuerpo funcionan asociados y en correspondencia mutua, obedeciendo los principios que presiden la forma natural.

La respiración desempeña un papel fundamental. El ser vivo respira, el comienzo de la vida es la respiración. Se trata de establecer un ritmo lento, poderoso y natural. Hay que practicar la respiración larga y tranquila de modo continuo y extremadamente natural. Se trata sobre todo de establecer un ritmo lento, poderoso y natural .Si se está concentrado sobre una espiración suave,larga y profunda, y la atención está centrada en la postura, la inspiración vendrá naturalmente. El aire es lanzado lentamente y en silencio, mientras que el empuje debido a la espiración desciende poderosamente sobre el vienre.Hacia el “hara”.

Hay que armonizar tanto los movimientos cortos como los largos con la respiración: Ikiai. La respiración correcta no es solo una respiración fisiológica sino que consiste en centrarse conscientemente en la respiración para acompañar armoniosamente la acción física, la respiración consciente o Kisoku. Centrarnos en la respiración y armonizarla da vitalidad a los movimientos fundamentales(taihai),estabiliza el espíritu y produce la plenitud del vigor que se convierte en la fuerza generatriz de los movimientos.

La actitud del espíritu sin objetivo (mushotoku) solo puede surgir de la respiración correcta y la respiración justa solo puede surgir de una postura correcta. El ejercicio de la respiración justa permite neutralizar y controlar la actividad mental. Al mejorar la circulación sanguínea  la corteza cerebral se calma y reposa y el flujo consciente de pensamientos se detiene, mientras que la sangre afluye hacia capas más profundas que al estar mejor regadas, estas capas se despiertan y su actividad da una impresión de bienestar, de serenidad, de calma, cercana al sueño profundo pero en pleno estado de vigilia. El cerebro primitivo se activa y se está más receptivo, se está atento en grado máximo a través de cada una de las células de nuestro cuerpo. Se piensa con el cuerpo, inconscientemente, y toda dualidad , toda contradicción queda superada, sin usar enegía.Los pueblos llamados primitivos han conservado un cerebro profundo muy activo.Al desarrollar nuestro tipo de civilización hemos educado, hemos afinado al intelecto, pero hemos perdido la fuerza, la intuición, la sabiduría ligada al núcleo interno del cerebro. Esta es la razón por la que practicar kyudo, shodo o zen es un tesoro inestimable para el hombre moderno, por lo menos para aquel que tenga ojos para ver y orejas para oir.Gracias a la práctica regular de kyudo, shodo o zazen tenemos la oportunidad de convertirnos en hombres y mujeres nuevos, volviendo al origen de la vida. Así se puede acceder a la condición normal del cuerpo y del espíritu (que son uno), comprendiendo la existencia desde su raíz.

Practicando kyudo, shodo o zazen de pie o sentado se dejan pasar las imágenes , los pensamientos, las construcciones mentales que surgen del inconsciente y del consciente, pasan como nubes en el cielo y acaban por desaparecer si n o les damos ninguna importancia.  Como sombras delante de un espejo, las emanaciones mentales pasan y se desvanecen. Así se llega a un inconsciente profundo, sin pensamiento, más allá de todo pensamiento (HISHIRYO) verdadera pureza. El Kyudo es muy simple y al mismo tiempo muy difícil de comprender y  el kyudo esconde alguna fuerza que hace que a pesar de ser tan “aburrido” continuemos y continuemos perseveran do en la práctica. Es como estar sentados en zazen no sucede nada, no pasa nada, pero se realiza todo. Para ello se requiere esfuerzo, y repetición como en la vida misma . Sentados en zazen, practicando caligrafía con el pincel en la mano o de pie con el arco y la flecha sin meta, sin objetivo, sin buscar nada, si la postura ,la respiración y la actitud son correctas nuestro espíritu está en armonía se comprende el verdadero sentido del Kyudo y de todas las cosas. Pero como dice el famoso acertijo zen aplicado al kyudo: “cuando no hay ni yo ni tu se  puede acertar, cuando no hay ni yo ni tu quien quiere acertar.”


Imagen y texto extraídos del blog de Joshu Martínez Clará:  Arte - Shodo (Caligrafia) - Kyudo (Tiro con Arco) - Tai Chi y ZaZen.  http://joshumartinezclara.balearweb.net/post/90169








domingo, 19 de febrero de 2017

KYUDO, SHODO Y ZEN: LAS POSTURAS DEL DESPERTAR (1)



 
ZANSHIN. CALIGRAFIA DE JOSHU
 
   En las próximas entregas quiero parafrasear un texto extraído de “La Práctica del Zen” de Taisen Deshimaru. Ed. Kairós, Barcelona 1981. Voy a utilizar su texto haciendo una interpretación que se acerque lo máximo a la práctica del kyudo. Ya he escrito , que para mí zen y kyudo o zen y shodo son una misma cosa.

   El ejercicio ha consistido, básicamente en sustituir la palabra zen por kyudo y ha sido fácil porque en este texto de Deshimaru se trata del Zen como postura del despertar y eso le permite tratar unas cuantas cuestiones de actitud y comportamiento corporal que pueden ser muy útiles para los practicantes de kyudo.

   El texto tiene cinco apartados:

   - 1. Postura del despertar
   - 2. La Forma y la Fuerza: Shi-Sei
   - 3. La esencia del caminar: Kin-Hin
   - 4. Sentarse en silencio
   - 5. El espíritu del gesto: Zanshin

   En este último apartado del texto original de Deshimaru: “El espíritu del gesto: Zanshin”  aparece  un término que utilizamos al final del Hassetsu, es la palabra Zanshin y se suele describir como la permanencia del espíritu y de la forma una vez realizado el tiro. Un estado que se corrobora con una mirada sostenida y profunda hacia el mato, refleja el espíritu del tiro que se acaba de realizar. Algunos dicen que es ahí donde se revela la dignidad y  el verdadero acierto del tiro.

Imagen y texto extraídos del blog de Joshu Martínez Clará:  Arte - Shodo (Caligrafia) - Kyudo (Tiro con Arco) - Tai Chi y ZaZen.  http://joshumartinezclara.balearweb.net/post/90044









domingo, 12 de febrero de 2017

BREU HISTÒRIA SOBRE EL KYUDO







 
      El kyudo (tir amb arc japonès) és una activitat en expansió. El primer document escrit que descriu el tir amb arc japonès és la crònica xinesa Weishu, que explica com a les illes japoneses s'utilitzava un arc asimètric.
      Al segle XII es va fundar a Japó la primera escola de kyudo (kyudo ryuha), el Henmi-ryu.
      Al segle XV Heki Danjo Masatsugu va revolucionar el tir amb arc amb un nou enfocament anomenat hi kan chu, tir amb arc. A partir de llavors es van crear nombroses escoles, alguna de les quals (Heki Ryu Chikurin-ha, Heki Ryu Sekka-ha i Heki Insai Ryu-ha) encara existeixen.
      Al 1543, amb la introducció de les armes de foc a Japó per part dels portuguesos, va començar el declivi de l'arc com a arma de guerra.
     Al segle XVI (període Tokugawa) Japó es va tancar cultural i comercialment al món, sent governada per la casta dels Samurais. Durant aquest període, el tir amb arc es va convertir en una habilitat practicada cerimonial i esportivament.
      Els Samurais van ser influenciats pel budisme Zen, exercint llavors de professors els monjos, donant lloc al Kyudo actual. A mitjans del segle XIX (era Meiji) els samurais van perdre el seu poder i va disminuir la pràctica de les arts marcials, inclosa la del Kyudo.
      Al 1896, un grup de mestres de Kyudo presidits per Fona Toshizane van fusionar els diversos estils de Kyudo creant el Fona-ryu. Des de la Segona Guerra Mundial el Kyudo s'ha associat amb el budisme zen, encara que no totes les escoles Kyudo inclouen aquest component espiritual. Algunes d'elles deriven del tir amb arc militar.
      El dia 1 de març de 2015 el Comitè Executiu del Consell Català de l´Esport va acordar informar favorablement sobre l'admissió del kyudo com a nova activitat física esportiva. Poc després Zen Kyudo Club Barcelona, el primer club esportiu de kyudo registrat a Catalunya ,va ser admès com a membre de la Federació Catalana de Tir amb Arc. Des de llavors els practicants de Kyudo catalans disposen d'una llicència federativa que els permet practicar aquest esport a Catalunya i a l'Estat español.







lunes, 6 de febrero de 2017

PROMOCIÓ DEL KYUDO A CATALUNYA




Kyudo significa "el camí de l'arc".
Pel correcte desenvolupament d'una nova activitat esportiva, com és el Kyudo, es precisa de la tutela de persones de provada experiència internacional.
Per a la promoció del Kyudo a Catalunya comptem amb l'ajuda de Belén Pérez, una kyudoka (practicant de kyudo) amb una dilatada experiència en l'ensenyament del Kyudo.
Belén Pérez és una kyudoka Renshi 6º dan (un alt grau dins de la tradició japonesa) que forma part del primer club català de Kyudo pertanyent a la Federació Catalana de Tir amb Arc. Va obtenir el "Diploma universitari d'Estudis Avançats" (DEA) amb el seu estudi "El Arte de la Arquería Tradicional Japonesa". És autora del llibre "La esencia del kyudo. El arte de la arquería tradicional japonesa". A més d'organitzar cursos a nivell estatal, actualment imparteix classes a l'Escola de Kyudo de la Universitat de Saragossa. També és la directora Nacional del Departament de Nihon Kyudo per a Espanya en el Nippon Seibukan Dojo de Kyoto per la Zen Nihon Sogo-Budo Renmei.
Periòdicament Belén realitza la seva tasca divulgativa en esdeveniments organitzats a Barcelona pel seu club, el Zen Kyudo Club Barcelona.
El ZKCB es membre de la Federació Catalana de Tir amb Arc.

Mes informació.... http://zenkyudoclubbarcelona1.blogspot.com.es/p/contactar.HTML




.









domingo, 5 de febrero de 2017

SEIZA Y KIZA

Kiza (arriba), seiza (abajo)


SEIZA


Es la forma tradicional japonesa de sentarse en el suelo. Con las piernas totalmente flexionadas, sentado sobre los talones, el dorso de los pies se apoya en el suelo, colocando los dedos gordos de los pies uno sobre el otro o bien uno junto al otro. Nunca se debe colocar un pie encima del otro. Los hombres deben mantener las rodillas a aproximadamente un puño de distancia la una de la otra mientras que las mujeres las colocarán lo más juntas posible. Las caderas deben estar firmes, estirando verticalmente el busto y la columna vertebral. El pecho y los hombros tienen que estar relajados, localizando la energía en el abdomen (Tanden).

Las manos, con los dedos juntos y las palmas ligeramente ahuecadas, se colocarán sobre los muslos formando un ligero ángulo hacia dentro. Posicionando el ángulo de las manos correctamente, el dedo índice debe apuntar hacia un lugar que se encuentra en medio de las rodillas.

Esto debería hacerse sin ningún esfuerzo y teniendo cuidado de no abrir demasiado hacia el exterior los codos ni de apretarlos demasiado al cuerpo. La boca tiene que estar cerrada, fijando la mirada, siguiendo el eje de la nariz, en un punto a aproximadamente 2 metros enfrente de nosotros.

 
 
 
 
KIZA
 
 
Kiza es el término utilizado para la postura en la cual el arquero se sienta sobre los talones con los dedos flexionados apoyados en el suelo (el dorso de los pies no se apoya).
 
Cuando no se lleva ningún objeto, ambas rodillas contactan con el suelo. Cuando en esta posición se lleva algún objeto, “se activa” la rodilla (Ikasu) del lado donde se sujeta el objeto principal (con un arco y flechas, el objeto principal es el arco).
 
Activar la rodilla no quiere decir simplemente levantar la rodilla. Cuando se activa la rodilla el ángulo de la parte superior del muslo debería de mantenerse en una posición de aprox. 45 grados con respecto al tronco y el espacio entre la rótula y el suelo debería ser del espesor de la palma de una mano.
 
El objeto sujetado se considera parte integrante del cuerpo y por esta razón, en el momento en que el objeto “se activa” se utiliza el término Ikasu.
 
Para mantener esta postura es necesario colocar bien los dedos de los pies por debajo del cuerpo, intentando apretar los talones entre sí.
 
 
 
Kiza